Muchos han dicho que el evangelio de Juan es simple, poco profundo, subestiman su riqueza. Pero en realidad, el libro requiere de lectores dispuestos a explorarlo en oración. Como dijo Charles Spurgeon: “Una vida sin oración es una vida sin Cristo”. No solo porque en la oración nos relacionamos con Él, sino porque en la oración somos capacitados para entenderlo a través de su espíritu. Mi anhelo es que exploremos este tesoro meticulosamente, para descubrir la vasta riqueza que el apóstol, bajo la guía del Espíritu Santo, ha depositado amorosamente en este libro.

Nos enfrentamos a un libro que hará que nuestra visión de Dios se ensanche, que nos confrontará con nosotros mismos y con nuestro pecado, nos guiará hacia delicados pastos por la gracia y misericordia del príncipe de los pastores, y algo más, estaremos cada vez más equipados para servirle como sus siervos.

Cada semana encuentra un nuevo episodio en el podcast Toda Escritura, disponible en SpotifyGoogle PodcastRadio PublicBreaker y Pocket Casts.