“Una vida que no reflexiona ni se examina a sí misma no merece la pena vivirse”, Fernando Savater.