Cinco años del blog: el placer de la escritura como encuentro personal

“Escribir es agregar un cuarto a la casa de la vida», Adolfo Bioy Casares.

Hace exactamente cinco años leí una frase que, aunque parece banal, cambió mi perspectiva sobre el oficio de escribir: “a escribir se aprende escribiendo”.

No recuerdo si lo leí en un libro de escritura creativa, si me lo dijo un profesor o si lo pronunció algún escritor en una conferencia para noveles. Lo cierto es que es tan simple y a la vez tan sincera que parece un chiste.

“A escribir se aprende escribiendo”.

Precisamente mi plataforma de bloggin me recordó esta semana que cumplí cinco años desde que le di vida a este blog. Seré sincero: no pensé que este pequeño cuarto de escritura digital soportaría tantos embates; y las frustraciones, las benditas frustraciones.

Cuando pienso en las fronteras que he cruzado con mi blog (más de 45 países, miles de lectores al año) no dudo de que fue la mejor decisión que tomé, allá en el 2016, en los albores de mi carrera como periodista.

Tener un espacio para compartir mi visión del mundo no sólo me sirvió para “afilar el lápiz”, sino que fue la única manera de democratizar mi pensamiento.

Sí, democratizar. Poner sobre la mesa mi visión del mundo y someterme al escrutinio público, con todo lo que eso implica. Un blog, tomando las palabras de Gabriel García Márquez, es “poner el culo en la ventana”. Toda una vitrina para el crecimiento profesional o el desprestigio; cualquier camino conduce al cielo.

Debo confesar que no empecé este blog como lo hacen los más destacados bloggeros y expertos en marca personal. Nunca cultivé una temática para tener un nicho de lectores. Nunca me propuse escribir para «aparecer en Google». Rompí con todas las reglas sobre cómo hacer un ‘buen’ blog, y así gané algo que nadie me puede arrebatar: escribir por pasión, sobre lo que me gusta.

Si eres periodista o trabajas en una agencia de publicidad, sabes a lo que me refiero. ¿Con cuánta frecuencia nos han dicho a los artistas creativos: «la idea que tienes es muy buena, pero aquí no hay espacio para eso»?

El bloggin es insurrección, rebeldía; contra los editores -que no encuentran lugar en sus medios para nuestra creatividad- y contra los lectores más críticos.

Cinco años de escritura me han servido para comprobar que un blog es un lugar propio, una bahía para reposar los pensamientos. Una brillante excusa para conocerse a uno mismo.

Cinco años de escritura son cinco años de autorreflexión. Implican un descubrimiento de las pasiones y afectos que ensanchan nuestra cosmovisión del mundo. Escribir es una excelente manera de mirarse al espejo. Sólo entonces es posible una relación con los demás, con la cultura.

Robert Herrscher, maestro del periodismo narrativo en España, tiene razón cuando escribe: “antes de empezar a conocer o a contar quiénes son los otros tengo que saber quién soy yo”.

Y es precisamente un buen blog la invitación a conversar. Refleja nuestros temas de interés, nuestras potencias estéticas, los géneros o argumentos que mejor se nos dan y, por supuesto, la clase de perspectivas a las que debemos renunciar. Renunciar… ese hábito tan necesario en este oficio.

Hay muchas formas para lograr que la escritura sea una habitación propia: un poema, un ensayo, un artículo de opinión, un cuento. Cualquiera que sea el medio, lo importante es interactuar con nosotros mismos y con los lectores.

En estos últimos años me he convencido del placer de la escritura como encuentro personal. Esa es la única razón que ha impulsado mi vida como escritor y periodista. Vienen otros años, otros textos. Estoy agradecido con ustedes, los lectores, por tanto. ¡Ya nadie nos quitará este privilegio!

4 respuestas para “Cinco años del blog: el placer de la escritura como encuentro personal”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.