Tampoco llegará la noche | Poema

San Antonio*, recinto infinito
abandonado al infortunio
de risas apagadas

más allá la ciudad vacía
un rumor de cielo gris
me suena a ti

aquí soy hoja tejida
de cultura errática y cruel
tan lejos del placer
como la indiferencia

atrás la Iglesia nos espera
una campana tañe
en el aire sereno

el rumor del tiempo llena mi cuerpo
en unas horas el cielo estará negro
no llegaste
tampoco llegará la noche.

*Colina ubicada al oriente de Cali, Colombia.

Este poema hace parte de una colección de obras inéditas del autor y están registradas en la propiedad de derechos de autor según la ley vigente. Todos los derechos reservados.