«El trabajo de un escritor es ser un cronista de su época»: Harold Cortés | Podcast

¿Cómo es ser escritor en Cali? En este encuentro con la librería Expresión Viva compartimos un espacio de encuentro entre agentes del libro en Cali y Colombia, en el que conversamos sobre lo que implica ser un escritor en la sucursal del cielo.

Este programa, que se grabó el viernes 5 de noviembre a través del Facebook Live «Palabras mayores», contó con la participación de tres escritores, entre ellos John Raigoza y Helen García.

Una de las reflexiones a las que llegué en el encuentro tuvo que ver con los grandes eventos literarios que se están desarrollando en la ciudad. ¿Responden estos festivales del libro a las necesidades de los lectores y escritores caleños?

Para nadie es un secreto que muchos de los eventos literarios casi siempre están ligados a las grandes editoriales, que tienen intereses económicos. Lamentablemente la literatura se ha convertido en eso, en una forma de obtener un ingreso y explotar el marketing al máximo.

Al pensar en lo que gana un escritor por libro publicado (un 10% por cada ejemplar vendido) no puedo más que sentir vergüenza de a dónde ha conducido a la literatura el tema económico.

La maquinaria que la editorial pone al servicio del escritor es importante, pero poco provechosa en comparación con lo que el escritor obtiene a cambio. Y las grandes editoriales están al servicio de este intercambio económico, lo cual es interesante, pero ¿y la promoción de la literatura local?

Mi reflexión es que, cuando un escritor no es conocido o no tiene un gran potencial en redes sociales, es difícil que lo inviten a estos espacios que se supone deben estar al servicio de la gestión cultural pública. Y es precisamente ese el reto de los escritores, sin importar su trayectoria o casa editorial: contar su tiempo, contar su época.

El trabajo nuestro es ser unos cronistas de nuestra época, narrar lo que pasa.

Sólo así la literatura local va a llegar el lector más recóndito, el que parece estar más oculto, aquel que va a leer esa obra y le va a dar el sentido necesario para reinterpretar la ciudad.

Entonces, ¿cómo los escritores caleños pueden llegar a nuevos lectores? Por una parte, reconociendo los retos de la ciudad, tratando de entender sus problemáticas y procurando representar los sueños, ambiciones, frustraciones y deseos de cambio de la gente. Ese es el despertar literario que debemos empezar a promover en la ciudad.

En ese sentido, debemos seguir impulsando la creación y consolidación de más colectivos literarios y editoriales independientes, que se interesen por temáticas locales que impacten el entorno inmediato, y escapen del mito de que para ser leídos es necesario situarnos desde una mirada internacional o globalizada.

Mira la entrevista completa aquí.