La muerte de un poeta es la peor noticia

La noticia de la muerte es quizá una de las más devastadoras que pueda sobrevenirle a un ser humano, pero lo es más si en vida el muerto tuvo un encuentro con las letras; me refiero a un encuentro serio, una dedicación tenaz a ese oficio del que no se sacan muchos lectores pero gratificantes y duraderas experiencias.

La muerte de un poeta es la peor noticia de todas. Este martes, a sus 82 años, murió el poeta catalán Joan Margarit, conocido como el poeta de la desmemoria, arquitecto, quien participó en la construcción de la Sagrada Familia y el que obtuvo el Premio Cervantes 2019.

Joan Margarit falleció en Barcelona, la tierra de los escritores en lengua hispana. Se decía que había sido diagnosticado con linfoma y que a pesar de su enfermedad seguía escribiendo y escribiendo versos: en un par de semanas será publicado Animal de bosque, el último libro que escribió.

Aunque soy colombiano, la muerte del poeta me toca las letras, porque un escritor usa, como todos, ese lenguaje común que nos vio nacer, ese que da forma a lo que existe cada día.

No murió Joan Margarit, nacido en medio de la Guerra Civil española, en Sanaüja, en 1938, y quien creció junto a su abuela, que era analfabeta. No murió un hombre que comenzó a escribir en castellano, pero terminó optando por su lengua materna, la lengua que hablaba su abuela. No. Murió un poeta que hacía de lo cotidiano su momento de creatividad, alguien que deja un legado de versos, esos que seguirán leyéndose por generaciones. Murió un intento de contar la realidad con música, con sonetos, con palabras.

Sólo revisar sus publicaciones nos dan cuenta de esas búsquedas. El título del primer poemario de Joan Margarit se titula: Cantos para la coral de un hombre solo, publicado en 1963. Toda su obra poética la publicó bilingüe, escribiendo en catalán y haciendo él mismo las traducciones al castellano. Entre sus más de 30 publicaciones, se incluyen Predicación para un bárbaro (1979), Cálculo de estructuras (2005), Nuevas cartas a un joven poeta (2009), Amar es dónde (2015) y sus memorias Para tener casa hay que ganar la guerra (2018).

Pero lo que es quizá más sorprendente, y que hoy nos grita con fuerza desde su tumba, es que Joan Margarit dejó en su lecho un libro inédito que se resiste, como todos los libros, a la muerte: Animal de bosque. Nos queda esa viva parte de él en forma de poemas, que será publicada por la editorial Visor en un par de semanas.

Poemas de Joan Margarit para recordarlo

Conocimiento (Amar es donde, 2015)

Cavar entre las piedras, los terrones,
las raíces que nunca arrancarás.

Es el precio que tiene lo profundo.
Cavar es religioso.
Es una forma de bondad.

Cavar de noche. Luego arrodillarse
y alzar los ojos hacia el firmamento
sin olvidar que todo ha de buscarse en tierra:
cómo alzar una casa, o escribir poesía.

Incluso desde dónde poder volver a amar
en este temporal de la memoria.

Brindis (Se pierde la señal, 2013)

Más juntos de lo que supone nadie,
alzamos las dos copas.

En los ojos del otro, cada uno
halla su propia luz.

En un instante, un hombre, una mujer,
pueden equivocarse.
Pero el instante nunca volverá.

Un viejo pasea (Misteriosamente feliz, 2008)

Llevo todos los años que hemos vivido juntos
como un pesado abrigo una noche de invierno:
abriga tantas horas de dolor.

La oscuridad se hiela mientras espera el alba
y pasan unos faros a lo lejos.

No hay asesino alguno que pueda darme miedo
si llevo el grueso abrigo debajo del que oculto
este amor de cañones recortados.

Siento el poema en el estómago:
un hambre que me salva de la muerte.

Y hay tanta oscuridad en cada mangaque las manos, artríticas y frías,
son un olvido o una despedida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .